Lo Último

Las Noticias de Hoy

viernes, 10 de diciembre de 2010

De mal en peor, la corrupción en México

De acuerdo con el Barómetro Global de la Corrupción 2010 presentado por Transparencia Internacional (TI), México se ubica en el tercer lugar (de nueve países) en donde la corrupción ha evolucionado en los últimos tres años, apenas superado por Venezuela y Perú. De los entrevistados, 75% considera que esta práctica ha ido en aumento.
De acuerdo con el documento de 34 cuartillas, los ciudadanos aseguran que los más afectados (en orden descendente) por la corrupción son: partidos políticos, policía, Poder Judicial, funcionarios públicos y Poder Legislativo.
En nuestro país, 31% de los ciudadanos pagó un soborno para conseguir que se atendiera su demanda en algún servicio. Derivado de esto, 52% de los entrevistados califica como ineficaces las acciones emprendidas por el gobierno en la lucha contra este mal.
Este flagelo no es un problema exclusivo de México, pues el documento muestra que, a nivel mundial, se percibe que los niveles de corrupción han aumentado en los últimos tres años. Según las conclusiones del Barómetro Global, casi seis de cada 10 personas informan que los niveles de corrupción de su país han aumentado a través de los años.
“El aumento más importante es el percibido por los encuestados de América del Norte y la Unión Europea. Los partidos políticos son señalados como la institución más corrupta en todas partes del mundo, pues ocho de cada 10 personas consideran a los partidos políticos como corruptos o extremadamente corruptos”.
Los más y los menos
En el caso de América Latina, los tres primeros lugares en corrupción los tienen Venezuela, Perú y México, respectivamente, y los últimos lugares; es decir, donde se considera que la corrupción ha evolucionado a ritmo menor son: Argentina, Bolivia y Brasil.
En el contenido del Barómetro Global se menciona que 52% de los ciudadanos asegura que las acciones del gobierno contra la corrupción han sido ineficaces, sólo 22% asegura que han sido efectivas.
Los resultados del estudio, además reflejan que los segmentos de población afectados por el soborno son los pobres y jóvenes. “Los más pobres tienen el doble de probabilidades que aquellas de mayores ingresos de pagar sobornos para acceder a prestaciones básicas", según Huguette Labelle, presidenta de Transparencia Internacional.
Además, dijo, con los resultados se observa que la corrupción actúa como un impuesto regresivo, por lo que es necesario hacer algo contra esta injusticia.

Fuente:El Economista

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...